Nuevo Decreto Ley sobre el registro de jornadas, que amplía la actual normativa por el cual quedan obligadas todas las empresas con empleados a implantar un control horario de la jornada para todos los trabajadores.

Todas estas novedades fueron aprobadas el pasado viernes 8 de marzo y a partir de mayo de 2019 todas las empresas deberán de estar adaptadas.

Términos de la nueva obligatoriedad:

  • Fichar a la entrada y a la salida de su puesto de trabajo.
  • Reconocer como derecho laboral básico de cada empleado el conocer la duración y la distribución de su jornada ordinaria de trabajo, así como su horario de trabajo.
  • Negociación colectiva, mediante consulta previa a los representantes de los trabajadores. En defecto de estos, va a ser el empresario el encargado de dar instrucciones para organizar y documentar el registro de la jornada de cada trabajador.
  • Obligatoriedad de que cada trabajador reciba mensualmente la relación de horas ordinarias y extraordinarias que ha realizado en dicho mes si así lo solicita.

Consecuencias de incumplir con el control horario y registro diario de la jornada laboral:

  • Infracciones leves: de 60 a 625 euros, según se produzcan por no informar de las principales condiciones laborales o por incumplir el proceso por el cual se debe informar.
  • Infracciones graves: de 625 a 6.250 euros, según se detecten irregularidades en los horarios pactados o la realización de horas extras no computadas ni pagadas.
  • Infracciones muy graves: de 6.250 a 187.515 euros, según se hayan producido un aumento considerable de las horas extras sin que estas se reflejen en un cambio de tipo de contrato, o bien se supere el máximo legal de 80 horas extras anuales o no se abonen adecuadamente.

Además esta medida ha sido reforzada por la reciente sentencia de la justicia europea y recuerda a la Inspección que el sistema implantado en las empresas debe ser «objetivo y fiable».