A partir del 1 de julio de 2020, los autónomos que vinieran percibiendo la prestación extraordinaria por cese de actividad prevista en el art. 17 del Real Decreto-ley 8/2020 tendrán que elegir entre:

  1. Exención de las cotizaciones a la Seguridad Social en las cuantías del 100%, 50% y 25% para los meses de julio, agosto y septiembre, respectivamente, 
  2. Solicitar una nueva prestación por cese de actividad.

Para el primer caso, el autónomo no tendrá que realizar ningún tipo de acción pero, en caso de querer solicitar la nueva prestación, deberá tener en cuenta los siguientes aspectos:

Principales requisitos:

  • Estar en alta en el Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos.
  • El trabajador autónomo ha de tener cotizados los 12 meses inmediatamente anteriores y consecutivos con anterioridad a la fecha de la solicitud.
  • No haber cumplido la edad para causar derecho a la pensión contributiva de jubilación.
  • Hallarse al corriente de las cuotas a la Seguridad Social. En cualquier caso, la regularización del descubierto producirá plenos efectos para la adquisición del derecho a la protección.
  • Reducción de la facturación durante el tercer trimestre del 2020 de al menos el 75 % en relación con el mismo periodo del 2019, así como no haber obtenido durante el tercer trimestre de 2020 unos rendimientos netos superiores a 5.818,75 euros (1.939,58 al mes).

La prestación consistirá en el 70 % de la base reguladora.

Durante el tiempo que esté percibiendo la prestación, el trabajador autónomo deberá continuar pagando las cuotas de Seguridad Social. La mutua abonará, junto con la prestación por cese en la actividad, el importe de las cotizaciones por contingencias comunes que le hubiera correspondido ingresar de encontrarse el trabajador autónomo sin desarrollar actividad alguna.

Se podrá percibir como máximo hasta el 30/09/2020 siempre que el trabajador tenga derecho conforme al art. 338 LGSS.

 

PUNTOS IMPORTANTES

  • El trabajador autónomo que haya solicitado el pago de la prestación regulada en este artículo podrá renunciar en cualquier momento, surtiendo efectos la renuncia el mes siguiente a su comunicación. Deberá devolver por iniciativa propia la prestación cuando considere que los ingresos pudieran superar los umbrales establecidos.
  • Las mutuas recabarán del Ministerio de Hacienda los datos tributarios de los ejercicios 2019 y 2020 para el control de las prestaciones reconocidas.